Desinfecciones
Desinsectaciones
Desratizaciones
Control de plagas
Legionella
  601 145 391 Disponibilidad para servicios urgentes

Servicios

Control de Plagas - Desinsectación

Tratamientos de Desinsectación

La desinsectación de establecimientos, naves industriales, locales o viviendas tiene como único objetivo proteger al ser humano de cuantos insectos interfieran en el (cucarachas, hormigas, polillas, mosquitos, ácaros, pulgas, garrapatas, chinches, piojos, etc.)

Es necesario distinguir fundamentalmente los tipos de formas de actuación de los insectos.

  • Los que viven escondidos en las edificaciones y sólo se mueven en busca de alimentos. Ejemplo: cucarachas.
  • Los insectos que causan molestias al bienestar del hombre. Ejemplo: moscas, mosquitos, piojos, pulgas, etc...

Los primeros representan prácticamente la totalidad de las plagas de uso ambiental, ya que son los que interfieren en el entorno humano causando grandes molestias y problemas y, en muchos casos, hasta pérdidas económicas, como es el caso de las cucarachas que transportan gran cantidad de gérmenes patógenos entre sus extremidades, transmitiéndolas a los alimentos. La industria hostelera etá literalmente invadida por esta plaga de cucarachas, al reunir unas condiciones excepcionales para favorecer su desarrollo.

Existen tres tipos de cucarachas:

  • Blatella Orientalis (Cucaracha negra)
  • Blatella Germánica (Cucaracha rubia)
  • Periplaneta Americana (Cucaracha americana)

La cucaracha negra es la clásica cucaracha de alcantarilla y lugares húmedos y sin luz. Aguanta más el frío que el resto de las especies y su vida media es de seis meses. Su tamaño oscila entre los 2,5/3 cm.

La cucaracha rubia tiene aún mayor capacidad de reproducción. Necesita calor y agua para subsistir, siendo su principal refugio los motores de los electrodomésticos y zonas próximas, de ahí su localización en Hoteles, Restaurantes, Bares, Cafeterías y Viviendas.

La cucaracha americana es la única que es capaz de volar, eso sí, en vuelos muy cortos. Se pueden localizar en falsos techos, cámaras de ventilación, arquetas sanitarias, etc.

Todas estas plagas de insectos, se combaten con productos insecticidas de formulaciones diversas (lacas, geles, cápsulas, líquidos y polvos), utilizando diferentes técnicas de aplicación según requiera cada situación (nebulización en frío, termonebulización, pulverización, pistolas para la colocación de los geles, espolvoreo, etc.). También pueden combatirse con trampas (generalmente a base de feromonas).

En todo caso, siempre es necesario determinar por delante que tipo de plaga es el que afecta a cada situación y evaluar la dimensión de la misma. En base a este diagnóstico se establecerá el plan de actuación por nuestros técnicos, que seleccionarán siempre los productos más eficaces, menos agresivos para el entorno y únicamente los que estén autorizados por la D.G.S.P (Dirección General de la Salud Pública).